17 imágenes que cambiaron el curso de la historia LGBT

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Foto de Diana Davies: El Frente de Liberación Gay marcha en Times Square, Nueva York, 1970.



En las décadas de 1960 y 1970, en medio de un clima de agitación política y activismo por los derechos civiles, las comunidades LGBT en los EE. UU. Se unían para lograr visibilidad y cambio. Eventos como los disturbios de Stonewall de 1969, que vieron a activistas LGBT levantarse contra la discriminación en la ciudad de Nueva York, ayudaron a impulsar este movimiento al reunir a una generación de jóvenes queer bajo una bandera de orgullo. Y el trabajo de fotoperiodistas como Kay Tobin Lahusen y Diana Davies llevaron este movimiento a las masas a través de su innovadora fotografía.

Una nueva exposición en la Biblioteca Pública de Nueva York titulada Amor y resistencia: Stonewall 50 reúne el trabajo de estos dos fotógrafos influyentes, así como publicaciones periódicas, folletos y narrativas en primera persona de este momento crucial en la historia LGBT.



El programa está comisariado por Jason Baumann, director asistente de desarrollo de colecciones de la NYPL. BuzzFeed News habló con Baumann, quien coordina las iniciativas LGBT de la biblioteca, sobre cómo la fotografía ayudó a dar forma al movimiento LGBT moderno, así como el legado duradero de Stonewall, 50 años después de los disturbios.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York



Foto de Kay Tobin Lahusen: Hombres leyendo la revista Gay, 1971.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Izquierda: Foto de Diana Davies: Stonewall Inn, 1969. Derecha: All Women’s Dance New York, Gay Liberation Front, 1970.

¿Quiénes eran Kay Tobin Lahusen y Diana Davies?



Jason Baumann:Kay fue uno de los primeros fotoperiodistas LGBT en los Estados Unidos que documentaba las comunidades políticas LGBT. Comenzó su carrera fotografiando para una revista llamada The Ladder a principios de la década de 1960, que era la principal revista para lesbianas en los Estados Unidos en ese momento. Antes de Kay, la revista mostraba a las personas principalmente a través de dibujos animados; si fueron fotografiados, fue en silueta o por detrás para proteger la identidad de las personas en las imágenes.

Rompió con esto colocando lesbianas en la portada. Muchas de estas imágenes son algunas de las primeras imágenes positivas de lesbianas en la cultura estadounidense. Simplemente no había imágenes de lesbianas representadas como personas sonrientes, felices y bien adaptadas antes de que Kay las creara. En la década de 1970, estaba documentando esencialmente todas las principales actividades y manifestaciones que estaban sucediendo.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Foto de Dance en la estación de bomberos de Gay Activists Alliance, 1971

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York



Izquierda: Foto de Diana Davies: Ida, miembro del Frente de Liberación Gay y Lavanda Amenaza, 1970. Derecha: Foto de Kay Tobin Lahusen, Ernestine Eckstein y Barbara Gittings: Tercer piquete de la Casa Blanca, 1965.

Diana fue otra fotógrafa que perfeccionó su oficio en la década de 1960, documentando los movimientos contra la guerra, los movimientos por los derechos civiles, así como las escenas musicales de jazz y blues. Luego, en el '69, se convirtió en parte de esta organización llamada Frente de Liberación Gay y comenzó a documentar a activistas homosexuales, lesbianas y transgénero en la ciudad de Nueva York y en todo el país.

¿Cómo se convirtió la fotografía en un arma como herramienta para el activismo LGBT?

JB:La exposición y el libro tienen esta sección sobre el amor que creo que son las más reveladoras en este sentido. Tienes estas imágenes que siempre se toman desde atrás o en silueta, por lo que estás representando a la persona pero también protegiendo su identidad al mismo tiempo. Esto se debió al hecho de que la homosexualidad era ilegal en los Estados Unidos durante esta época. En Nueva York, podría cumplir tres meses de prisión y en algunos estados podría ser condenado a cadena perpetua. Podría ser internado en una institución, sometido a un tratamiento de descarga eléctrica, podría perder su trabajo, por lo que muy pocas personas están dispuestas a ser representadas públicamente de esta manera.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Izquierda: Foto de Kay Tobin Lahusen: Hombres besándose bajo un árbol, 1977. Derecha: Foto de Diana Davies: Mujeres abrazándose en el Festival de Música de Michigan Womyn, 1976.

Después de Stonewall, tienes un surgimiento real como parte de la liberación gay de intentar documentar la vida de estas personas. Estos fotógrafos formaron parte de un movimiento de visibilidad gay con el objetivo de recuperar el espacio público. Parte de la opresión que enfrentaron las personas homosexuales y transgénero en los años 60 fue que se les negara el acceso al espacio público. Un bar podría cerrarse si tuviera clientes homosexuales, podría ser arrestado por travestismo durante ese tiempo. Entonces, parte de la creación de estas imágenes fue representar a estos individuos como seres humanos completos.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Foto de Kay Tobin Lahusen: Nancy Tucker y su pareja en camisetas butch-femme, 1970.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Los homosexuales son diferentes… Sociedad Mattachine de Nueva York, década de 1960.

¿Cuáles son algunos de los conceptos erróneos sobre los disturbios de Stonewall?

JB:El Stonewall Inn era un bar controlado por la mafia en ese momento que operaba en el Village y a menudo era allanado por la policía. Los disturbios ocurrieron a fines de junio de 1969, cuando el bar fue allanado una noche como parte de una represión estatal contra los establecimientos de bebidas que no tenían su licencia de licor, así como el hecho de que el bar atendía a personas homosexuales y transgénero, que eran considerados clientela criminal en ese momento.

Durante la redada, gran parte de la clientela comenzó a contraatacar, pero lo que la mayoría pasa por alto es que muchos de los que estaban luchando eran las personas en las calles en ese momento: jóvenes queer privados de sus derechos que vivían en las calles de la ciudad de Nueva York. y en el Village, muchos de los cuales habían sido expulsados ​​por sus familias, tenían dificultades para encontrar trabajo porque no se ajustaban al género, y esto realmente se convirtió en el núcleo de las personas que lucharon contra la policía esa noche.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Foto de Diana Davies: Manifestación en el Ayuntamiento, Nueva York (de izquierda a derecha: Sylvia Rivera, Marsha P. Johnson, Jane Vercaine, Barbara Deming, Kady Vandeurs, Carol Grosberg y otros), 1973.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Foto de Kay Tobin Lahusen: Jamen Butler, izquierda, y Tom Malim, 1971.

Muchas de las personas que participaron en los disturbios de Stonewall eran personas más jóvenes, jóvenes que fueron influenciados por la contracultura estadounidense, los movimientos contra la guerra y que tenían expectativas muy diferentes de lo que era el activismo en comparación con las generaciones anteriores. Este era un marco ideológico diferente que era mucho más conflictivo e influenciado por el anarquismo, el marxismo y las protestas por los derechos civiles.

El problema con Stonewall es que la gente quiere creer que este fue el comienzo de este movimiento, pero en realidad no lo fue. Stonewall no fue el primero de estos disturbios; hubo varios disturbios similares en los Estados Unidos en la década de 1960, así como manifestaciones y activismo. Stonewall fue más un punto de inflexión en ese movimiento. Fue entonces cuando esto se convirtió en un movimiento de masas, desde grupos de 10 a 20 personas en cada estado hasta miles de personas que salieron del armario para cambiar la sociedad estadounidense.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Izquierda: Transvestia no. 16, Los Ángeles: Chevalier Publications, 1962. Derecha: Black and Blue vol. 1, no. 5, New York Motor Bike Club, septiembre de 1967.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Foto de Kay Tobin Lahusen: pareja de Germantown en el porche, 1977.

¿Qué espera que la gente se lleve de esta exposición?

JB:Me gustaría que la gente se diera cuenta de que este fue un movimiento de derechos civiles. Que nuestra sociedad no solo cambió naturalmente, cambió porque la gente se volvió políticamente activa.

Creo que ese es el problema con cómo se cuenta la historia de Stonewall: esta idea de que hubo un motín en un bar, y luego, mágicamente, hubo derechos de los homosexuales. Lo que no se dice es que hubo un intenso activismo por los derechos civiles que tuvo lugar a lo largo de 50 años en los Estados Unidos y por eso la sociedad cambió. También quiero que la gente se sienta empoderada, sabiendo que las personas antes que ellos han hecho una diferencia en su sociedad y que ellos también pueden marcar la diferencia.

División de Archivos, Manuscritos y Biblioteca Pública de Nueva York

Foto de Diana Davies: Martha Shelley vende papel del Frente de Liberación Gay durante la manifestación de Weinstein Hall, 1970.

Amor y resistencia: Stonewall 50 está a la vista en la Biblioteca Pública de Nueva York del 14 de febrero al 13 de julio de 2019. Para obtener más información, visite nypl.org .